Oda a la pantaleta (Poemas Seleccionados)

por Open Pussy

Conversaciones con una oda y una pantaleta: la oda a la pantaleta

Bella eres entre todos los hilos que dejan al descubierto los culos caídos de las señoras.

Tu que tapas con tanta dulzura, libre de malicia los culitos frescos, tan bellos, tan duraznos que alguna vez serán desvirgados.

Tan bella eres de rosado algodón con delicadas liguitas, que apenas rozan parte tan hermosa del cuerpo.

Tu que eres mas femenina que la misma virgen, puta mentirosa que tal vez ni te conocía.

Guardas y cuidas tan celosamente las ruinas del rey Salomón.

Tu que presumes entre los hombres ser el camino hacia el dorado.

Te divierte estar entre dientes postizos.

Vestirte de rojo, ser tirada al suelo, que rompas tus ligamentos.

Eres membrana virgen,

El himen reencarnado de Venus.

Ves desde el suelo tus divinas trampas,

Eres física de acción y reacción.

Te arrastras sobre la alfombra, moribunda sobre el ropaje.

Te divierte y te llena de fuerzas los aullidos de tus lobas.

Reniegas de tu falsa hermana y de tu hipócrita prima que pretenden ser tu imagen y semejaza y no es mas que tu copia barata.

Eres tan bella, tan perfecta que ninguna etapa de tu mujer se te escapa,

Cuando ya están viejas recurren a ti para cubrir la carne vencida de algunas que se atrevieron a negarte.

Maldita puta perfecta!…

Ninguna criatura mas que tu puede contar cuantas batallas se han realizado en el mundo.

VII/XII

Sabes como se siente menstruar? le dije,

es así como cuando penetras a alguien

es calientito y se siente como hogar,

ahora quitadle el miembro y solo deja el hogar

empieza a desmoronarse como cualquier hogar

si aquí hay sangre y lagrimas también

adentro se sigue cayendo pero es lento

y cuando los coágulos empiezan a salir

es todavía aun, mas lento

Termina de salir, acarician las paredes de mi vulva

Hay un ultimo trago y cae, como quien cae creyendo tener alas.

Es acaso triste morir en un a pantaleta?

IV

Por Dios! Que puta,

Si Dios existiera también le hubiera tocado serlo

Mi alma se ha tenido que humillar

Bajarse las pantaletas,

Y esperar un coño mas coño que mi coño

Todo para poder respirar

Cinco minutos mas y se convierte en un ciclo

Cinco minutos mas y el dolor empieza a gustar.