III

por Open Pussy

I

De hombre interesantes, tal vez este desierto el mundo

son contados los que en mi vida

-como decía aquel argentino-

me han hecho volar

Si algunos llegaron a despertar

la lujuria desplazada por la razón

su sabor fue amargo

A otros los he dejado

alimentarse de mi pecho

he sido su madre

y entre niñerías

aplaudo a mi bello mozo

esperando solo la noche

para justificar mi estadía pasajera

y obtener lo único que de ellos he querido

Si de mujeres de trata

las prefiero abismales

inocentes

que en sus ojos pueda ver reflejada

la malicia con la cual las amo

de cuerpos delgados y pequeños

así como ella, mi favorita

la única que convierte su ausencia

en mi desesperanza

y su presencia en una desgracia

Ella hizo de mi, su pastor

y yo de ella, un juego

me hizo desde su mano verbo

en cambio desde mi boca

la hice arena.